Addthis Minisite

El nuevo reglamento de protección de datos, centra el debate en la mesa sobre medicina personalizada en Transfiere

El debate se ha centrado en el nuevo Reglamento de Protección de Datos que entrará en vigor el próximo 25 de mayo. Amelia Martín, representante de la Plataforma de Medicamentos Innovadores, Farma Industria, ha recalcado que es “muy importante alinearse con Europa” en biotecnología como ya lo han hecho con anterioridad Alemania y Austria que son los pioneros. Ámbitos como la reutilización de los datos (historia clínica, registro de pacientes) son fundamentales, en ese aspecto, “para los médicos es una fuente fundamental el valor de los datos para su uso secundario”.

Amelia Martín afirma que el nuevo Real Decreto de Protección de Datos está a la vuelta de la esquina. “El anterior viene de una cultura mucho más anglosajona”. Con la entrada en vigor próximamente del actual “habrá, por un lado, un responsable y por otro, un encargado del tratamiento”. En este sentido, el primero podrá ser, por ejemplo, un hospital, y el segundo, personal técnico.

También ha recalcado la importancia de la formación para aquellos profesionales que van a trabajar con los datos.
María Ángeles Pérez Ansón, de la I3A Universidad de Zaragoza, experta en medicina regenerativa, ha hablado del modelado computacional, del tratamiento de la imagen y del laboratorio experimental en este campo de la medicina.  

Ha subrayado que están colaborando con una empresa internacional, Materialise, para el desarrollo de tratamientos para pacientes con ortopedia. Con “esta colaboración nos permitimos avanzar en el tratamiento especializado para cada paciente”.

Beatriz Palomo ha presentado la Plataforma Tecnológica de Mercados Biotecnológicos cuyo fin es “fomentar la innovación biotecnológica, la transferencia de tecnología y su traslación a la sociedad capitalizando el beneficio socioeconómico, medioambiental y sanitario”. Concretamente ha hablado de la colaboración dentro de la plataforma tecnológica de un grupo de trabajo sobre medicina de precisión y diagnóstico avanzado “en el que han trabajado sobre el acceso al mercado de test de diagnóstico in vitro (IVD)”. A su vez, ha recalcado la creación de un documento sobre la posición sobre medidas concretas de actuación para facilitar el acceso al mercado IVD.

Andrés Ortiz, perteneciente al grupo de trabajo BioSip de la Universidad de Málaga, centrado en la aplicación de técnicas de inteligencia artificial en el diagnóstico de pacientes, ha señalado que “hacemos investigación básica y aplicada sobre procesamiento de datos y señales biomédicas mediante la inteligencia artificial”.
 
En una resonancia magnética “hay mucha más información que la que el propio ojo humano puede ver”. El ojo humano no diferencia más de 30-35 niveles de gris, ha señalado.

Galería de descargas